Os presentamos a nuestras compañeras de la oficina de Caixa Popular en Aldaia

2019-07-01T14:16:41+00:00 1 de julio de 2019|A tu lado|

Hoy nos trasladamos al municipio de Aldaia, en la zona oeste de Valencia para conocer un poco mejor a las compañeras de nuestra oficina aldaiense, que además es una de las más longevas del grupo.

Pilar, Ana, Elena, Tamara y Verónica forman el equipo de trabajo de una de las oficinas de Caixa Popular en Aldaia.

 

Pilar Molina, directora de la oficina. 

Soy directora de una de las oficinas más veteranas de Caixa Popular. Licenciada en Ciencias Económicas y Empresariales por la Universitat de València, cuento con una amplia trayectoria profesional en Caixa Popular.

Formo parte de un equipo de cinco mujeres, profesionales, comprometidas con los clientes y su trabajo, sencillas y cercanas. Me siento muy orgullosa de este gran equipo y de esta oficina.

Cuando acabé mis estudios, la banca no era uno de los sectores que más me atraía para desempeñar mi formación. Inicié las prácticas en Caixa Popular, tras realizar unas pruebas previas de selección, y fue en aquel momento cuando supe que no me iría de aquí.

Me atrajo su forma de hacer empresa y su compromiso con la sociedad y con las personas. Me sentí identificada.

Me gusta estar en contacto con los clientes. Es gratificante a la vez que, algunas veces, desagradecida. Miro a mi alrededor y veo como mi entorno va creciendo, prosperando conjuntamente con Caixa Popular.

Con la oficina, hemos acompañado y participado en muchos proyectos y ayudado a dar soluciones a necesidades de nuestros clientes, y me siento orgullosa de aportar mi granito de arena. Llevo 25 años atendiendo al público y sigo igual de ilusionada.

Caixa Popular es transparencia y sencillez. Día a día me sigue dando oportunidades para crecer profesionalmente, me exige formación continua, pone al cliente y a las personas por delante, con valores que comparto. Nos conocemos todos, hablamos de tú a tú con el director general y me permite participar directamente en el proyecto de empresa, sin distinción por sexo, edad o condición…además soy propietaria, ¡qué más se puede pedir!

Nací en el barrio donde está la oficina, vivo en él, compro aquí y la mayor parte de mi tiempo lo paso aquí. Lo conozco muy bien. También a su gente, sus comercios, sus empresas, sus asociaciones, sus colegios,… Me encanta el barrio y al barrio le gusta Caixa Popular.                

Me gusta de Caixa Popular su esencia. Trabajar desde valores, equitativamente, desde una gestión ética, un equipo muy humano y un trato personalizado. Trabajadores comprometidos con un gran proyecto y del que todos somos partícipes. Es muy gratificante que apuesten por ti.

Destacaría la proximidad, el tú a tú, los clientes de toda la vida, como he sido participe de su día a día y como he podido contribuir con mi granito de arena a que sus ilusiones se hagan realidad. Tengo infinidad de anécdotas con todos ellos, hemos reído, llorado y hemos compartido muchísimos momentos.

Esta es mi historia, una prueba de que con esfuerzo e ilusión, se pueden conseguir cosas maravillosas.

 

Ana Medina, gestora de clientes. 

Me considero una persona comprometida e implicada en mi trabajo, comparto los proyectos en los que trabaja la entidad además de la filosofía, la misión y los valores de la organización.

El formar parte de un grupo de personas comprometidas con la sociedad, con los clientes, y las empresas hace que una se sienta orgullosa de su puesto de trabajo y de su organización, ya que representamos los valores cooperativos que nos dan ese sentido humano al trabajo.

Soy una persona risueña, amable, que disfruta con las pequeñas cosas de la vida, mi familia. Soy muy cercana con ellos. De hecho, comparto aficiones para así poder disfrutarlas en familia. Ir al monte a coger setas, salir a correr por las tardes y cocinar en familia.

En el momento de elegir las prácticas, algunos compañeros me recomendaron Caixa Popular, porque habían estado muy a gusto en la entidad y habían sido uno más. Ahí fue cuando decidí empezar las prácticas aquí. Fueron unos meses de aprendizaje, compañerismo y trato con el cliente excelente. En la oficina donde empecé me transmitieron todo lo que trasmite la entidad, sus valores, la filosofía,… y desde ese momento supe que quería seguir formando parte de ese equipo, de nuestro equipo.

En mi trabajo disfruto con el trato con al cliente, es uno de los puntos fuertes. El saber más del cliente y así poder ofrecerle el producto que necesita. El asesoramiento personalizado, que el cliente salga de la oficina sabiendo que le hemos ofrecido lo que es mejor para él. Por otro lado, también me gustan las tareas operativas de activo, hacer expedientes, informes, etc.

El formar parte de una cooperativa de crédito de trabajo asociado, tiene una connotación muy importante, ya que poseemos unos principios y unos valores distintivos en el que llevamos a cabo un modelo económico para conseguir una sociedad más justa. Valoro mucho de Caixa Popular que tenemos un compromiso ético con la honestidad, la transparencia, la responsabilidad social y la preocupación por los demás.

De Aldaia podemos destacar muchos puntos, uno de ellos son mis compañeras; son un apoyo incondicional, ellas representan la palabra compañerismo. Si hablamos del barrio donde se sitúa la oficina, es un barrio trabajador, donde nos conocemos todos, y sabemos mantener un respeto los unos por los otros. Es muy bonito que te saluden por las mañanas, que sepan de ti y se preocupen, igual que lo hacemos nosotras por ellos.

 

Elena Partal, asesora financiera.

 Empleada de la entidad desde el año 2000 a través de las prácticas universitarias. Durante mi trayectoria profesional en Caixa Popular he trabajado en varias oficinas, desempeñando funciones como responsable de caja, de seguros, de comercios y en los últimos años orientadas al área comercial de empresas y sobre todo en el análisis de riesgos, soy asesora financiera.

Me considero exigente y disfruto del trabajo bien hecho. Trabajo de lo que me gusta, y así lo traslado a mis clientes, con profesionalidad, transparencia y confianza.

Siempre había tenido curiosidad por el sector bancario y a través de las prácticas formativas, descubrí un mundo apasionante, donde nunca un día es igual a otro, aprendiendo diariamente y donde se exige formación continua.

Disfruto en el día a día, cuando vamos a contracorriente, donde damos soluciones cuando no había y el cliente sale agradeciendo tu trabajo. Cuando todo el equipo se une para conseguir algo y se ve que la base de un buen trabajo es el trabajo en equipo, humano y profesional.

Valoro de Caixa Popular que todos contribuimos a formar parte de un proyecto lleno de ilusión, con esfuerzo, pero gratificante. Al que podemos aportar, donde siempre estamos innovando, creando para ser más ágiles ante el cliente, más novedosos sólo con el objetivo de ser una banca más cercana, más humana y diferentes.

En la oficina tenemos un buen ambiente de trabajo y esto se traslada a los clientes. Esta armonía hace que el trabajo diario sea satisfactorio. Es una oficina con más de 30 años en la zona, son clientes de toda la vida, cercanos. Seguimos trabajando para mantener al cliente contento, satisfecho, con la ilusión y el esfuerzo de poder llegar a más clientes.

 

Tamara Sanjuan, responsable de seguros. 

Empecé mi aventura en Caixa Popular en 2013, cuando hice las prácticas de la Licenciatura en Economía por la Universitat de València. Desde entonces he conocido a gente increíble que ha ido aportando su granito de arena a mi formación y desarrollo profesional. He pasado por distintas oficinas hasta 2017 cuando me hicieron socia de trabajo y a partir de entonces soy responsable de seguros en la oficina. Me considero una persona seria, responsable y muy exigente conmigo misma en el trabajo. Me encanta pasar tiempo con mis amigos y viajar por todo el mundo.

Cuando era pequeña acompañaba a mi padre al banco para hacer sus gestiones y siempre veía a la gente que trabaja en las oficinas como personas importantes, profesionales, con buena imagen, siempre me llamó la atención. A mi padre le decía que yo quería ser como esas chicas de mayor y al final lo he conseguido.

Lo que más destacaría de mi trabajo es la relación con los clientes, poder ayudarles y sentir que confían en ti es muy gratificante. Además del desarrollo continuo que experimentas tanto profesional como personalmente en esta empresa.

Para mí es un orgullo poder formar parte Caixa Popular. No es solo una empresa, es una gran familia con unos valores y una ética empresarial incomparable con otras entidades. He conocido a gente maravillosa que me ha ayudado y enseñado muchísimo. Lo que más valoro de ser socia es poder formar parte de algo grande, una gran entidad que sé que llegaremos muy lejos. Valoro mucho la formación y el desarrollo profesional que me brindan y poder sentirme gratificada y realizada con mi trabajo.

El barrio de nuestra oficina es muy variopinto, tenemos clientes maravillosos y mil anécdotas que contar… Desde venir un cliente con un montón de zapatos y empezar a cambiárselos en mitad de la oficina hasta de regalarnos una tarta a la oficina por nuestro 40 aniversario. En general es un barrio de gente humilde y tradicional dónde nos hacemos de notar y los clientes nos aprecian.

 

Verónica Vilches, gestora de clientes. 

Entré en Caixa Popular en el año 2006, a través de las prácticas universitarias y como todos, creo, empecé con miedo y muchas dudas. Ahora soy gestora de clientes de la oficina de Aldaia de Caixa Popular.

Durante todos estos años he ocupado distintos puesto en oficinas, los cuales me han ayudado a mi crecimiento profesional y personal. Me considero una persona alegre, cabezota, exigente conmigo misma e inquieta y por eso siempre necesito crecer y mejorar. Intento disfrutar de todo lo que hago en mí día a día. Adoro los momentos en familia y con amigos.

El mundo de las finanzas, siempre ha despertado grandes curiosidades en mí, es algo que me viene de familia. Mi padre tenía un pequeño negocio y me encantaba sentarme con él, veía y aprendía todo lo que hacía.

Conocía a Caixa Popular, como una entidad de barrio, próxima a sus clientes, con valores y con un trato muy humano. A mí siempre me ha gustado el contacto con la gente, y aquí lo hice, quería ayudar a la gente a cumplir sus sueños.

Hace tiempo descubrí que estaba enamorada de mi trabajo, y hoy puedo decir que es una de las mejores cosas que me han pasado en la vida. Disfruto de lo que hago, y así lo transmito a mis clientes, quizá la mayor arma que tengo es como traslado la confianza a los clientes y es muy gratificante un trabajo bien hecho.

Muchas gracias por vuestras respuestas compañeras, esperamos que hayan servido para que los lectores de nuestro blog conozcan más en profundidad vuestra labor y motivaciones dentro de Caixa Popular.

Deje su comentario

X