El euro digital: ¿una forma de pago virtual para el 2021?

2021-11-01T12:04:06+01:00 1 de marzo de 2021|Entorno digital|

Una de las opciones más fáciles para formalizar todos nuestros pagos es el móvil, que nos permite comprar cualquier producto de nuestra tienda en línea favorita con el dedo. Pero también tenemos alternativas como la tarjeta o Bizum, con medios ideales para comprobar nuestra identidad cuando vamos a formalizar el pago. El futuro euro digital nos permitiría aunar todos estos métodos para contar con nuestro propio dinero online

 

El Banco Central Europeo (BCE) propuso la creación del euro digital en octubre de 2020, con un comunicado oficial conjunto con la Comisión Europea, en el que afirmaba que estaban estudiando y valorando la posibilidad de crear una moneda virtual para que los ciudadanos de la zona euro puedan tener acceso, sin coste alguno, a un medio de pago sencillo, universalmente aceptado, fiable y sin riesgo.

 

El proceso no está exento de problemas, por lo que el informe también recoge los posibles problemas que podrían surgir de la aparición de este monedero virtual. ¿Qué es? ¿cuáles serían las consecuencias de su implantación? y ¿dónde se producen las pruebas piloto? Vamos a dar respuesta a todas estas preguntas poco a poco.

 

(H2) EL SIGNIFICADO DEL EURO DIGITAL

 

El euro digital es uno de los proyectos más ambiciosos del Banco Central Europeo, que pretende crear una forma de dinero virtual “para realizar pagos diarios de manera rápida, fácil y segura”, capaz de incluir a todos los ciudadanos y de hacer frente a las temidas criptomonedas, gobernadas por grandes grupos de inversores.

 

El euro digital se convertiría en un complemento del dinero físico, en un momento en el que tenemos un gran recelo por las monedas y los billetes a raíz de la crisis provocada por el coronavirus. El euro digital seguiría siendo un euro, así que no debemos preocuparnos porque podremos seguir cambiando dinero mano a mano en el futuro.

 

Esta fórmula electrónica de dinero estaría gestionada y supervisada por el Banco Central Europeo, lo que la dotaría de una gran seguridad en el momento de realizar las compras. Además, el intercambio de liquidez se daría de forma inmediata, por lo que los usuarios europeos no tendrían que esperar para conseguir esos productos que tanto necesitan.

 

(H2) EL EURO DIGITAL: ¿QUÉ PASARÁ CUANDO SE IMPLANTE?

 

Las consecuencias del euro digital serían muy positivas, no solo para la economía europea sino también para el bolsillo de los ciudadanos. El Banco Central Europeo quiere crear un proyecto bien atado, por lo que se ha planteado las siguientes ventajas:

 

  1. Los pagos serían muy fáciles. Habría un canal de comunicación constante entre el BCE y los usuarios, que podrían valerse de un procedimiento digital y automatizado que cuenta con una gran garantía de seguridad. Las transacciones se harían al momento y el dinero podría traspasarse de una cartera a otra sin dificultades.

 

  1. Sería un mecanismo legal frente a los fraudes. Los usos ilegales que se dan al dinero, como el lavado o la financiación del terrorismo, terminarían disminuyendo con una forma de pago virtual que estuviera controlada por el BCE. Así lo afirma su presidenta, Christine Lagarde, que confía en la legalidad del euro digital para acabar con ciberdelitos y fraudes.

 

  1. Aumentaría la competencia frente a los ciberdelitos. Otra ventaja que destaca Luis Garvía, profesor de ICADE Bussiness School en la Agencia EFE, es que el euro digital permitiría competir contra las criptomonedas. Estas operan de  forma normal con valores que están por debajo de 1 céntimo de euro, por lo que si un me gusta es gratis en una red social como Facebook, una empresa de publicidad podría pagar 0,1 céntimos por cada like.

 

 

(H2) LAS PRUEBAS DEL EURO DIGITAL: CHINA TOMA LA DELANTERA

 

Curiosamente, Europa no ha sido el primer continente donde se han llevado a cabo pruebas piloto con el objetivo de implantar una moneda digital. Ha sido el Banco Popular de China, en el país asiático, el que ha comenzado sus operaciones para hacer que el yuan llegue a convertirse en una moneda digital líder en el mercado. Este sistema es conocido como e-RMB o Renminbi electrónico, y permitiría competir de tú a tú con el dólar en el mercado físico pero también en el virtual. Finalmente, el yuan permitiría aumentar la soberanía, cambiando e impulsando el uso global del yuan.

 

China es el primer país que ha pensado en ello, pero otros han seguido sus pasos y han logrado situarse en la misma línea de salida. Las divisas digitales han entrado en el punto de vista de Suecia, Canadá, Suiza, Reino Unido o Japón, que junto al Banco Central Europeo analizan las ventajas y los riesgos de crear dinero virtual regulado por los gobiernos y con respaldo en las monedas de cada nación.

 

¿Qué te parece el euro digital? El futuro pasa por la digitalización de muchas actividades que realizamos de forma común en los supermercados o en las tiendas, así que la llegada del euro digital permitiría combatir las criptomonedas y aunar todas las formas de pago en un solo monedero digital. Aún quedan unos meses para, a mitad de año, conocer cuáles son las intenciones del BCE para convertir este euro digital en una realidad.

 

 

Deje su comentario

X