Entrevistamos a la Cooperativa Valenciana Mestres de la Creu

2021-06-30T09:59:39+02:00 30 de junio de 2021|Al teu costat|

Aprovechando que esta semana se celebra el Día Mundial del Cooperativismo, iniciamos una nueva serie de entrevistas a cooperativas socias de Caixa Popular entrevistando a Miquel Ruiz , Vicedirector pedagógico de la escuela Santa Cruz. 

 

Breve presentación de la cooperativa:

Mestres de la Creu Cooperativa Valenciana
C/ Camí Vell de Xirivella, 26 (46920 Mislata)
Sector: educación
Núm. Personas socias: 29
Fecha de constitución: 18/10/2010
Tipo de cooperativa: de trabajo asociado
www.colsantacruz.es

 

  1. ¿Qué os llevó a emprender bajo la fórmula del cooperativismo? Era vuestra primera opción?

La fórmula cooperativa fue la opción por diferentes motivos. En primer lugar, porque el carácter social del proyecto educativo de nuestro centro, ya presente antes de la reconversión de este en cooperativa, nos empujaba en esta dirección casi de manera natural. Pero también por un convencimiento individual de una mayoría de trabajadores y trabajadoras que intuyeron que esta fórmula cooperativa no solo podía ser especialmente coherente con el proyecto educativo de la escuela, sino que también de alguna manera lo podría impulsar.

 

  1. ¿Con qué valores asocias el cooperativismo?

El cooperativismo se define como un tipo de asociacionismo de carácter empresarial sostenido por unos valores concretos. En este sentido, tendríamos que aspirar a quedarnos con todos, a construir proyectos que plantean una actualización progresiva y llena de todos. Más allá de esto, puestos a elegir, sí que ligaríamos el cooperativismo con dos de estos valores: el de la democracia, un valor que además aparece explícitamente en la definición de lo que es una cooperativa, y el de la solidaridad. Son unos valores centrales no solo con relación al funcionamiento interno de una empresa cooperativa (que tiene que estar “democráticamente controlada” y basada en una “propiedad conjunta” que solo puede ser solidaria), sino con relación al compromiso que toda cooperativa tiene que adoptar con la comunidad de la que forma parte. Es por eso por lo que entendemos que este compromiso no puede ser neutro ideológicamente: al contrario, debe ser un compromiso que promueva expresamente la democracia y la solidaridad, las prácticas y las actitudes democráticas y solidarias, en aquellos entornos en los que se desarrolla el proyecto cooperativo.

 

  1. ¿Cuál es, según tu punto de vista, el factor que marca la diferencia entre una cooperativa y otro tipo de forma jurídica para emprender?

El empoderamiento de la persona para que, de manera colectiva (solidaria, democrática), sea capaz de compartir aspiraciones y de llegar a cumplirlas. Cuando desde el cooperativismo hablamos de la importancia de la dignidad humana y de poner a la persona en el centro de nuestros proyectos, hablamos sobre todo de empoderarla gracias a la participación en una empresa colectiva; hablamos de empoderarnos.

 

  1. En Caixa Popular siempre hablamos del valor social que aportan las cooperativas al tejido empresarial: crean empleo de calidad, son empresas democráticas, socios trabajadores que tienen autonomía… ¿Creéis que este valor añadido llega a conocerse por los clientes? Cómo lo hacéis para intentar dar a conocer vuestro valor social?

Este, el de la proyección del valor social de la empresa cooperativa, es uno de los grandes retos del cooperativismo y reconocemos que no siempre hacemos lo suficiente para que llegue a ser una realidad. Si estamos convencidos de que la gestión de nuestros proyectos como cooperativas aporta un valor social concreto a los resultados de esta gestión, creo que debemos hacer más para poner el foco en esta asociación entre gestión y valor social de los resultados y de los procesos que los hacen posibles. Sin ninguna pretensión de exclusividad (naturalmente el valor social de la gestión empresarial no es privativo del modelo cooperativo), pero sí con la claridad suficiente porque se entienda que el valor social del cooperativismo tiene unos componentes propios que nacen de la misma configuración de las empresas cooperativas, nacen de unos valores y unos principios determinados. Y esto pensamos que no solo hay que decirlo, sino que también de alguna manera hay que demostrarlo: con los hechos, es decir, con el carácter de las acciones que hacemos y con el modo que tenemos de hacerlas.

En nuestro caso, sobre todo en las acciones que hacemos en nuestro entorno y en colaboración con las entidades que hacen comunidad con nosotros, intentamos siempre hacer explícito que nuestra aportación a estas acciones (tanto cuando las lideramos como cuando sumamos desde otra posición) es la que es y la llevamos a cabo del modo como lo hacemos, porque somos escuela y somos cooperativa.

 

  1. Dinos tres motivos por los que recomiendas la cooperativa a los que quieran emprender.

La oportunidad de empoderamiento y de autorrealización (personal, profesional) que me daré y que daré a los demás con quienes comparta el proyecto; la oportunidad de contribuir a hacer crecer un proyecto económico y social que nace con el objetivo de incidir de un modo determinado en la comunidad en la que me arraigo; y mediante la intercooperación, la oportunidad de hacerlo crecer en cooperación con otros proyectos de tipo cooperativo, con alianzas que, además de fortalecer tu proyecto, contribuirán a hacer más visible y más sólido el modelo económico y social alternativo que representa el cooperativismo.

 

  1. Para vosotros, ¿qué valor tiene ser cooperativa socia de Caixa Popular?

Justamente el de esta intercooperación a la que acabamos de hacer referencia. Para nosotros, Caixa Popular no es otra entidad financiera: es un proyecto cooperativo con el que compartimos valores y principios: económicos, sociales, culturales y, de manera especial cuando hablamos de una entidad financiera, también éticos. Esto evidentemente abre un abanico de posibilidades de colaboración, de intercooperación, que nos transmite confianza y proximidad.

 

  1. Como cooperativa, ¿os implicáis socialmente con alguna causa de vuestro entorno?

Cómo hemos comentado antes, nuestro proyecto educativo y cooperativo tiene un carácter social marcado, que es determinado por la realidad sociológica de nuestro entorno, el barrio de la Cruz de Mislata y sus alrededores. Un entorno que, por diferentes factores, se ha convertido en un espacio muy diverso desde un punto de vista sociocultural (con una presencia muy destacada de población migrante llegada de todas partes) y con un alto riesgo de exclusión social para una parte importante del vecindario que reside allí.

Nuestro proyecto busca dar respuesta, con todas las herramientas que tiene a su alcance la escuela, a las necesitados de este entorno. Una respuesta que trabajamos para alinear con una visión inclusiva de la educación y de la sociedad en la que es fundamental la colaboración con entidades sociales activas en este entorno.

Esta colaboración ha comportado la consolidación en nuestro proyecto educativo de diferentes causas: por ejemplo, la de las personas refugiadas residentes en el Centro de Acogida a Refugiados (CAR) de Mislata, o la de los vecinos y vecinas mayores del barrio que son usuarios del Centro del Día Municipal para Personas Mayores Dependientes “Arniches”. Con el paso del tiempo, estas causas se han vuelto actuaciones y proyectos pedagógicos para la escuela y verdaderos compromisos sociales para la cooperativa.

 

 

Deje su comentario

X