• Gestión emocional ante el Covid-19

La gestión emocional durante el COVID-19, una responsabilidad personal

2020-06-09T10:22:13+02:00 12 de junio de 2020|A tu lado|

La pandemia mundial ha afectado a todas las personas, no sólo ante la falta de libertad de movimiento, también ha generado pérdidas personales y una nueva forma de percibir las relaciones personales. Ahora, un beso y un abrazo tiene un significado diferente, tiene más valor y conocemos los riesgos que pueden acarrear.

Por estos motivos, entre otros, desde Caixa Popular estamos convencidos de que saber  gestionar las emociones es prioritario para poder superar las consecuencias de la pandemia y asentar con estabilidad psicológica tu rutina dentro de la nueva normalidad. Para lograr este objetivo, el Ministerio de Sanidad ha recopilado en una guía con las claves para conseguir controlar las emociones y minimizar el impacto del COVID-19.

  • Sin prisa, cada uno tiene sus tiempos

Han sido muchas semanas de aislamiento y de preocupaciones. Nadie es inmune a las sensaciones y temores y, para retomar su vida con la normalidad que espera, cada persona necesitará sus tiempos y sus requisitos. Lo más recomendable es que cada persona planifique cuándo y con quién quiere salir y relacionarse, de forma progresiva. Y, además, si eres de las personas que todavía no tiene ganas de asistir a eventos sociales, no te fuerces.

  • Analiza tus emociones y afróntalas

Todos hemos sentido, desde la aparición y expansión del COVID-19, emociones como miedo, incertidumbre,  tristeza, rabia, frustración… Lo importante es reconocer cada emoción y no temer en compartirlo con nuestras personas más allegadas, para evitar que esa emoción consiga controlar tus pensamientos y actos. Existen ejercicios de meditación, de respiración y de relajación que pueden ser muy útiles para reconocer tus emociones y sentirte mejor.

  • Sigue cuidando de ti

Es posible que gracias al COVID-19 hayas empezado a cuidar de ti más que antes, y seguramente te hayas dado cuenta de que no te dedicabas suficiente tiempo antes del coronavirus. Trabaja para mantener este buen hábito, mantén tu rutina de higiene, trata de dormir ocho horas diarias, continúa con una alimentación sana, variada y equilibrada, destina tiempo para hacer algo de ejercicio cada día, y desconecta de vez en cuando.

Es muy importante que todas las personas tengamos tiempo para pensar en cosas que no impliquen obligaciones y, por supuesto, que no trate sobre la pandemia y todo lo que ha ocurrido. Es necesario para tu estabilidad emocional que lleves a cabo actividades que te gusten y te ayuden a conseguir tus objetivos.

  • Mantén una visión positiva

Las semanas aislados y sin posibilidad de movimiento han sido un entrenamiento intensivo para todos. Si durante esas semanas nos hubiésemos dedicado a pensar en todo lo que no podíamos hacer, el tiempo de encierro hubiese sido mucho más duro. Ahora, aunque estemos recuperando aspectos de la normalidad que anhelábamos, seguimos con ciertas restricciones y nuevas obligaciones. Por ello, es recomendable mantener un enfoque positivo y centrarnos en lo que sí está permitido y en todo lo que hemos recuperado en las últimas semanas. Emocionalmente será más gratificante focalizar tus pensamientos en la ilusión, motivación y felicidad que provoca la nueva normalidad.

  • Ayuda en tu entorno

Cuando sientas que estás bien y tus circunstancias familiares te lo permitan, ayudar a las personas que tengas cerca también será una buena dosis de energía positiva para ti.  Eso sí, respeta siempre las medidas de seguridad y protección establecidas por las autoridades sanitarias, porque lo importante es poder ayudar y seguir eliminando el virus de nuestro entorno.

 

Deje su comentario

X