El trabajo y su evolución durante el COVID-19

2020-08-20T13:31:28+02:00 2 de septiembre de 2020|A tu lado, Emprende|

El teletrabajo ha llegado como un tsunami en las empresas españolas pero, además, parece que ha llegado para quedarse. Antes del COVID-19 muchos negocios eran escépticos y no se planteaban poner en marcha la reorganización necesaria para que sus empleados desarrollaran sus funciones y tareas desde fuera de la oficina. Ahora, tras las semanas de confinamiento y con todo preparado, se ha comprobado el éxito de este método de trabajo y parece que se va a mantener en el día a día de muchas de estas empresas.  

Smart working, flexible work o remote work, las nuevas formas de trabajo

 Según el Banco de España, 8 de cada 10 compañías han reorganizado sus formas de trabajo para tratar de mantener la actividad durante los primeros meses de pandemia. Términos como smart working, flexible work o remote work son más comunes hoy, e incluso muchas personas ya se han convertido en expertas en estos métodos de trabajo.

En definitiva, estos términos tan solo se refieren a la necesaria evolución del trabajo que hemos vivido, a una velocidad mayor de la esperada, en España.  Estos modelos de teletrabajo han supuesto una nueva forma de desarrollar las tareas y funciones de todos los empleados de un negocio.

Vemos los principales métodos de trabajo que podemos encontrar hoy en día:

  • Smart working: el empleado puede realizar el trabajo, gracias a las nuevas tecnologías, en cualquier lugar, con total autonomía y de manera flexible.
  • Coworking: consiste en un espacio de trabajo compartido, principalmente cuando para desarrollar la actividad solo se necesita un ordenador y conexión a internet. Lo bueno es que se crean sinergias con otros profesionales y pueden surgir nuevas oportunidades de negocio.
  • Filosofía Lean o Lean Manufacturing: se busca optimizar los procesos de producción y reducir todo lo posible los procesos que consumen más recursos de los necesarios. Su esencia es combinación de efectividad, eficiencia e innovación.
  • Kanban. La producción del negocio se basará exclusivamente en la demanda real de los clientes y se trabaja en base a lo que queda por hacer, lo que está en proceso y lo que se ha hecho. El objetivo es que haya un flujo de trabajo continuo.
  • Scrum. Su práctica es trabajar de forma colaborativa y en equipo, para obtener el mejor resultado posible de un proyecto. El objetivo es entregar al cliente productos y/o servicios de mayor calidad, con mayor valor añadido, con menos costes y en menor tiempo.
  • XP – Extreme Programming: es una metodología similar a la Scrum pero su producto o servicio está relacionado con el desarrollo de software. El objetivo es el mismo, conseguir desarrollar productos de forma ágil, flexible, con eficacia y control.

 

Tecnología, objetivos y flexibilidad horaria

Gracias a las nuevas tecnologías, hablar de smart working es viable para negocios de cualquier tamaño. Siempre y cuando desde el equipo directivo de la empresa tenga claro que será necesario:

  • Redefinir los objetivos de cada empleado para atribuir sus éxitos o fracasos en base a estas metas medibles.
  • El centro de trabajo ya no será la sede central del negocio. Se vivirá una controlada deslocalización.
  • El horario ya no será estricto y se facilitará la flexibilidad dentro de un orden lógico.
  • Los empleados necesitarán dispositivos tecnológicos y conectividad para llevar a cabo las funciones y tareas asignadas.

Hoy por hoy muchas empresas han mantenido la nueva fórmula de trabajo. ¿Tu empresa también?

 

 

Deje su comentario

X