Siete formas de invertir en tu salud sin grandes esfuerzos

2020-09-21T11:37:32+02:00 15 de septiembre de 2020|A tu lado|

Cuidarse a uno mismo debería de ser una prioridad para todos. Desde Caixa Popular nos hemos propuesto presentarte siete formas de impulsar tus propios cuidados para invertir en un futuro saludable.  Porque, aunque tener buena salud puede estar ligado a la genética, también está directamente relacionado con tu capacidad de llevar una vida saludable. 

Hacer ejercicio, llevar una alimentación equilibrada, mantener una actitud positiva y saber gestionar las emociones, serán elementos clave para disfrutar de un buen estado de salud, 

 

El equilibrio físico-emocional, importante para nuestra salud

 

  • Muévete, tu cuerpo lo necesita. 

Realizar ejercicio periódicamente es importante. Como media, se recomienda practicar deporte alrededor de 3 veces por semana. Esta práctica te ayudará a prevenir enfermedades cardiovasculares y, también, a combatir la depresión. 

Cuando consigas que el deporte sea parte de tu rutina, descubrirás que tu energía aumenta y que consigues controlar tu peso.   

 

  • Descansar, clave para gozar de buena salud.

Conseguir dormir entre siete y ocho horas diarias debería de ser una meta en tu vida diaria.  Durante las horas de sueño tu cerebro y órganos vitales también descansan.  Los científicos han asegurado que esta práctica aumenta nuestra capacidades, somos más productivos, tenemos mejor estado de ánimo, protege nuestro corazón y estimula nuestra memoria.   

 

  • Sigue una alimentación variada y equilibrada

Comer entre cinco y seis veces al día fruta y verdura es ideal para nuestra salud. Además, debemos priorizar la comida fresca frente a los ultraprocesados, e introducir más alimentos saludables como los cereales integrales y el pescado. Por otro lado, es cierto que debemos tratar de minimizar el consumo de carne roja, no saltarnos comidas al día y, si nos vemos en la tentación de picar algo fuera de las comidas, lo más apropiado y equilibrado es buscar una pieza de fruta o frutos secos naturales.

 

  • Arranca el día con un vaso de agua  

Gracias a bebernos un vaso de agua nada más levantarse, estaremos ayudando a nuestro cuerpo a recuperar la hidratación que ha podido perder durante las horas de sueño. Durante el resto del día, los especialistas hablan de beber como mínimo dos litros de agua. Gracias a este hábito saludable, veremos como reducimos los picoteos de comidas innecesarias y, normalmente, protagonistas de nuestros excesos de colesterol, calorías, azúcares… Además, el agua nos ayudará a hacer la digestión, a evitar el estreñimiento y a disfrutar de una piel con mayor elasticidad. 

 

  • Ríete y sonríe todo lo que puedas

Según la Sociedad Española de Neurología (SEN), podemos llegar a disfrutar de 16 tipos de sonrisas y risas diferentes. Todas y cada una de ellas tendrá beneficios para nuestra salud, aunque la risa más sincera será la que mayores beneficios nos aportará. Gracias a la risa y la sonrisa, se activa nuestro sistema cardiovascular, activa nuestros músculos faciales y reduce el estrés, además de hacernos sentir mejor siempre. 

 

  • Relajarse es una técnica muy valiosa

Ser capaz de mantener la calma es tan importante como difícil, en algunas ocasiones. Trata de reservar, al menos cinco minutos al día, para dedicarte a buscar la máxima relajación en tu cerebro y en tu cuerpo. Será el momento para pensar y reflexionar, así como para dejar la mente en blanco, cerrar los ojos, y viajar hasta un lugar o momento que te guste y te genere paz interior.  Si estás pensando que esto es lo menos importante de todo lo que hemos mencionado hasta aquí, te recordamos que la relajación puede ayudarte a reducir la tensión sanguínea, la depresión y la ansiedad, males muy comunes hoy en día y con consecuencias muy negativas para nuestra salud.

 

 

  • La mejora arma contra las bacterias es la higiene  

 

Gracias a unos buenos hábitos higiénicos se pueden reducir considerablemente las posibilidades de contagio para enfermedades como gripes y otro tipo de infecciones producidas por las bacterias y gérmenes. Por tanto, acostúmbrate a lavarte las manos de manera frecuente, trata de cubrirte siempre la nariz cuando vayas a estornudar y la boca cuando tengas que toser.    

Además, a nadie se le escapa que por mucha prevención que tengamos, es inevitable que en ocasiones caigamos enfermos, algo que además fortalecerá nuestro  sistema inmunitario. Por eso, en ocasiones invertir en un seguro privado de salud se convierte en un complemento interesante para muchos. Todos los clientes de Caixa Popular pueden acceder a alguno de los seguros de salud que comercializa Seguros RGA, con un cuadro médico con más de 19.000 especialistas. 

 

Deje su comentario

X