• Teletrabajo en verano

Vigila tu portátil de los peligros del verano

2020-06-09T10:51:40+02:00 25 de junio de 2020|Entorno digital|

Si este verano sigues teletrabajando, puede resultar muy tentador hacerlo con los pies metidos en la piscina, en la playa, en la terraza, en algún chiringuito o en cualquier trocito de césped bajo una sombra. Sin embargo, si quieres mantener a salvo tu portátil es mejor que no lo hagas. El calor y el agua son los principales enemigos de los equipos informáticos.

Trabajar con el ordenador sobre las piernas, además, puede causar una afección cutánea que se conoce como eritema ab igne. Es una erupción de la piel originada por el calor que desprende. Puede que no lo supieras, pero ahora, ya no tienes excusa para dejar de ponerte el portátil encima.

Las elevadas temperaturas habituales en estas fechas pueden sobrecalentar el hardware. Los portátiles llevan unos sensores de temperatura que, cuando sobrepasan ciertos niveles, lo bloquean y apagan con el objetivo de evitar que el hardware se dañe. Si no funcionan correctamente puede llegar incluso a producirse un cortocircuito, dañando seriamente el equipo.

Como en todo, más vale prevenir que curar. Para prevenir el calentamiento del ordenador tenemos que asegurarnos de que las entradas y salidas de aire están libres de polvo y suciedad. Otro aspecto a tener en cuenta es que la superficie sobre la que pongamos el portátil puede obstruir las rejillas de ventilación y afectar al funcionamiento de los ventiladores. Esto puede darse si trabajamos con él sobre una superficie blanda, como un sofá, almohada, cama o sobre las piernas. Para evitar cualquier problema de calentamiento, lo mejor es utilizar el dispositivo siempre sobre una superficie dura y plana.

Estos son los peligros del verano para tu portátil

  • El agua. Cualquier salpicadura de agua puede entrar en el equipo y averiarlo y es lo que puede pasar si nos llevamos el portátil a la piscina o a la playa. Nuestra recomendación es que lo mantengas alejado de cualquier líquido, incluso si te estás tomando algo. El más mínimo despiste puede terminar en un disgusto.
  • Los robos. Tanto en la playa como en la piscina, cuando vamos a bañarnos, dejamos nuestras pertenencias sin vigilancia y esto anima a los ladrones. Si tienes que llevarte el portátil contigo, no te queda otra que organizar turnos de vigilancia de las cosas. Lo que sea por mantener tus cosas a salvo.
  • Los despistes. Es posible que no estés acostumbrado a llevarte siempre el portátil encima y si a esto le sumamos el hecho de estar más relajados, podemos olvidárnoslo en cualquier lado.
  • Los virus informáticos. Los virus corren como la pólvora en los meses de verano. Como sabes, durante la pandemia también han experimentado un crecimiento importante, por lo que debemos extremar las precauciones y mantener la guardia. Correos electrónicos aparentemente ‘normales’ puedes esconder software maliciosos con la intención de robarnos los datos o de cifrar el disco duro. ¡Presta especial atención para evitar ser víctima de un caso así!

¿Sabías cómo proteger adecuadamente tu portátil estos meses?

Deje su comentario

X