Entrevista Associació de veïns i veïnes de Campanar

2021-06-28T14:20:13+02:00 28 de junio de 2021|Dejando huella, social|

La Associació de Veïns i Veïnes de Campanar está activa desde los años setenta, a pesar de que ha tenido momentos de gran dificultad. Parte de estas dificultades vienen por su implicación más allá de las reivindicaciones propias que acostumbra a tener una asociación de vecinos, haciendo una fuerte defensa de la huerta. Preocupados por el mantenimiento de la huerta, han mantenido un trabajo constante con los labradores para conservar el patrimonio agrario, cultural y arquitectónico del territorio.

Pep Benlloch es el president de l’Associació de Veïns i Veïnes de Campanar. “Elaboració d’una proposta alternativa participativa per als terrenys de l’antiga Horta del Pouet i l’alqueria del Rei” es uno de los 11 proyectos subvencionados con las «Ajudes a Projectes Interassociatius» que otorgan Caixa Popular, Grupo Ugarte Automoción y la Fundació Horta Sud y que este año llegan a la 27.ª edición. El proyecto lo llevarán a cabo conjuntamente con el AMPA del colegio Giner de los Ríos, la Fundació Assut i Cantarranes.

 

¿En qué consiste el proyecto interasociativo que llevaréis a cabo?

El proyecto que llevaremos a cabo consiste en la elaboración de una propuesta para rehabilitar y reaprovechar los terrenos de la antigua Huerta del Pouet y la alquería del Rey. Para hacerlo, llevaremos a cabo un proceso participativo real que integro el máximo de personas y colectivos del territorio. Queremos ayudar la gente a comprender la historia del espacio en que vivimos, el interés que tiene la preservación de la huerta y la necesidad de crear espacios sostenibles y saludables para toda la ciudadanía.

¿Qué ideas tenéis presentes para la rehabilitación?

Las líneas generales son que haya un espacio para los niños y niñas, posiblemente con un parque de aventura hecho de madera y que tenga cura del entorno. También un espacio de cultivo y desarrollo de entonces autóctonas y de prueba para ver como funcionan e ir perfeccionándolas e implementándolas progresivamente. Además, que se aproveche la Alquería para hacer una exposición permanente explicativa de qué era el Pouet y las alquerías a través de imágenes y otros materiales que permitieron mantener viva la memoria y que sea un espacio donde poder reunir los labradores de vez en cuando, que hagan talleres para chicos y chicas sobre la huerta, el estado del regadío, las semillas…

¿Qué acciones serán las que se llevarán a cabo con la ayuda de los interasociativos?

Primeramente, un proyecto de participación ciudadana con vecinas y vecinos del entorno, en que opinan sobre que quieren hacer. Se creará un grupo motor que coordinará el proyecto y, posteriormente, se hará el proyecto de participación. Finalmente, se plasmarán todas estas ideas en un proyecto que dirá exactamente qué opinan los vecinos y vecinas que se tiene que hacer y como.

¿Cómo se llevará a cabo este proceso participativo?

A través de grupos de discusión. La Dula está dentro de la plataforma y serán los encargados de gestionar el proceso de participación, que está previsto que sea presencial y que se haga en el Centro Municipal de Juventud, pero habrá que ver como evoluciona la situación sanitaria…

«Queremos plantear una alternativa sostenible y ecológica para el espacio de transición entre la ciudad y la huerta” – Pep Benlloch

¿Qué papel tendrá cada asociación en este proyecto interasociativo?
Principalmente, la organización del proyecto la llevaremos a cabo entre la Fundación Azud, Cantarranes y la Asociación de Vecinos y Vecinas de Campanario. Por otro lado, el AMPA del colegio Giner de els Rius se encargará de hacer la difusión en los ámbitos de los colegios públicos del territorio y los institutos.

Mediante la participación ciudadana, el proyecto pondrá la ecología y el respecto al medio ambiente en el centro, con el objetivo de reformular espacios inutilizados para el aprovechamiento por parte de la ciudadanía.

Más allá de la participación, ¿creéis que el proyecto servirá para concienciar la población sobre la importancia de la sostenibilidad y la cura del medio ambiente?

Este es uno de los objetivos, porque para nosotros es muy importante que la gente tome conciencia sobre qué es la huerta, su importancia y su vinculación como nexo de unión con la ciudad. La transición de la ciudad a la huerta tiene que ser respetuosa y pensamos que este proyecto ayudará mucho a repensar el modelo de ciudad y que la gente pueda reflexionar sobre la importancia que estos espacios, que están degradados, sean espacios sostenibles y saludables.

 

Este es un fragmento de el artículo publicado en “Solidaris”; puedes leerlo completo en: https://www.levante-emv.com/solidarios/

Deje su comentario

X